¿Será Android el próximo Linux?

0 comentarios avatar Por Tecnología El 24 de junio de 2015




Android 300x179

El sistema operativo para móviles de Google, Android, es el nuevo Linux: abierto, libre (al margen de las cuestiones de patentes) y es sólo una utilidad. Por desgracia para Google, Android significa diferentes cosas para diferentes empresas. Para HTC y Samsung, está empezando a ser un lío de patentes.

Android, basado originalmente en un kernel de Linux y respaldado por 84 socios de hardware y software como parte de la Alianza Open Handset, fue concebido inicialmente para ser el próximo estándar móvil abierto. Y la reciente adquisición de Motorola Mobility (MMI) por parte de Google ha llevado a muchos analistas a creer que Google le está diciendo al mundo dos cosas fundamentales: (1) estamos apostando todo a Android, y (2) asegurar más patentes ayudará a reforzar a Android ante las demandas de patentes.

Es apropiado que Android haya nacido a partir de Linux. Durante mucho tiempo considerada la ‘joya de la corona’ del enfoque de software abierto, Linux es un sistema operativo totalmente gratuito, cuyo código fuente puede ser modificado a voluntad y ser regalado o vendido.

Android va en la misma dirección. La fragmentación es un gran problema (que Google ha reconocido).

Si eso no fuera suficientemente malo, la nueva tablet de Amazon, Kindle Fire, que está basada en Android -aunque te será muy difícil reconocerlo- no soportará oficialmente aplicaciones de Android fuera de la App Store de Amazon. Es el equivalente a comprar una PC con Windows en Best Buy y no ser capaz de usar Excel a no ser que, por supuesto -lo adivinaste-, el Excel también fuera comprado en Best Buy. No culpo a Amazon por esto. Los usuarios -o detractores- pueden culpar justo a quien lo merece: a Google. Al volver Android tan abierto como para convertirse en una utilidad menos identificada por la marca, libre de ser consumida, modificada, reinventada y carente de la ventaja competitiva con la que nació – a saber, la apertura-, Google ha abierto la caja de Pandora. ¿Las implicaciones? “Amazon capturará y controlará todas las transacciones realizadas por los usuarios web de Fire. Amazon no sólo está cambiando el propósito de Android – de proliferar un sistema operativo móvil abierto- sino que también está cambiando el modelo de ganancia con el que fue creado. Espinosa continúa diciendo:

“(Amazon no) usa el navegador web de Google; ellos pueden intermediar los clics del usuario en los resultados de búsqueda de Google para que éste no vea el comportamiento real del usuario. El juego completo de Google al promover Android con el fin de agregar los patrones de comportamiento de los usuarios para venderlos a los anunciantes, es totalmente subvertido por la intermediación de Amazon”.

Google dio Android de forma gratuita porque entre más servicios pudieran atraer a Android, más ingresos por publicidad podrían generar. Por lo que Google no puede darse el lujo de que la Kindle Fire de Amazon tenga éxito. Eso no sólo acabaría con la idea de que lo ‘abierto’ es el futuro del espacio móvil tanto como Linux era el futuro del escritorio, sino que también sentaría un precedente: aunque puede que Google necesite a Android, Android definitivamente no necesita a Google.

Patrocinio por CNN Expansión





Deja un comentario