Escritores comprometidos con los bosques

0 comentarios avatar Por Tecnología El 29 de mayo de 2017




Autores como Manuel Rivas, Alvaro Pombo, Joaquín Araujo, Javier Moro, Soledad Puertólas, Jorge Riechmann, Antonio Orihuela, Luis Pancorbo, Dionisio Cañas, Juan Luis Arsuaga y Clara Janés se han comprometido con este proyecto, que fue presentado por Greenpeace el pasado 24 de septiembre y que busca defender lo que aún queda en pie de los bosques originales de nuestro planeta, conocidos como bosques primarios. Constituyen extensiones de ecosistemas forestales testigos del lejano pasado de la Tierra y que no han sido alterados por la actividad industrial. Tienen una importancia vital para el planeta y sus habitantes. Aún asi, siguen desapareciendo rápidamente y de manera irreversible. Este proyecto procura que la industria editorial disminuya progresivamente el uso de papel procedente de la destrucción de bosques primarios, adoptando en cambio otras políticas de abastecimiento que resulten respetuosas con el medioambiente. Una manera de lograrlo es optando por editar con papel de fibras recicladas. También con las llamadas “fibras certificadas” que son las que provienen de madera de bosques gestionados según estrictos criterios ecológicos y sociales. Entre Greenpeace España y el grupo editorial Mondadori lanzaron el primer libro de fibra de papel reciclada, El Bosque de los Pigmeos, escrito por una gran defensora de estos parajes originales, Isabel Allende.

Los que trabajan en el proyecto

 

Hasta la fecha, ochenta y tres editoriales trabajan en este proyecto que ya está en marcha en España, Canadá, Reino Unido, Italia, Francia, Bélgica, Holanda y Alemania, y un centenar de autores de todo el mundo ya se han comprometido. Greenpeace ha contactado, además de con Random House Mondadori, también con Edicions Xerais, el Grupo Planeta, Grupo Santillana, Tusquets, Anagrama, Icaria Editorial, y RBA Ediciones, entre otras.

 

Por otro lado, treinta y cinco editoriales canadienses se comprometieron a eliminar en un período de tres años las fibras de bosques primarios de sus publicaciones, lo que ha provocado un cambio sin precedentes en la demanda. Ya se han diseñado cinco tipos distintos de papeles reciclados para el mercado canadiense y todos contienen al menos un sesenta por ciento de residuos post-consumo. Asimismo la revista BBC Wildlife se ha comprometido en divulgar las ventajas de la impresión en papel reciclado y numerosos escritores del Reino Unido (entre ellos Charlotte Bingham, Ben Elton, Helen Fielding, Anne Fine, John King, Andy McNab, John O’Farrell, Maggie O’Farrell, Philip Pullman, Ian Rankin, J.K. Rowling, William Sutcliffe y Penny Vincenzi), han acordado trabajar con Greenpeace para que sus próximos libros se impriman en un papel respetuoso con los bosques primarios.

 

El concepto de bosque primario

 

Según los tipos de bosque, el funcionamiento ecológico o la zona en que se encuentran, adoptan diversos nombres, desde Ancient Forest a Old-Growth Forest, Primary Forest, Bosque Nativo, etc. El Instituto para los Recursos Mundiales se refiere a ellos como “fronteras forestales” y se refiere a “superficies continuas de bosque original intacto, con nula o escasa intervención humana, donde no se desarrolle actividad industrial a gran escala, y que sean lo suficientemente grandes como para garantizar la supervivencia de poblaciones de todos las especies, incluidas las migratorias”.

 

Actualmente, los bosques primarios cubren sólo el siete de la superficie terrestre, y en ellos viven al menos la mitad de las especies de plantas y animales, muchas de las cuales todavía no han sido descubiertas por la ciencia. Miles de especies de flora y fauna y animales únicos en su especie. Nuestros parientes biológicos más próximos -el gorila, el chimpancé o el orangután- se encuentran en los últimos reductos de bosques tropicales vírgenes.

En España no quedan bosques primarios. Aunque todavía existen pequeñas superficies donde nunca llegó la motosierra o el ganado doméstico, en especial en algunas zonas del Pirineo o en la Cordillera Cantábrica, reductos demasiado pequeños para ser considerados bosques primarios. Aún así, es importante conservar estos bosques viejos y maduros porque albergan gran parte de la biodiversidad forestal amenazada en el resto de los bosques ibéricos.

 

El ochenta por ciento de los bosques originales ya fueron destruidos o alterados, y el veinte por ciento restante está amenazado por diversas causas (explotación petrolífera, minería, grandes embalses, urbanizaciones e infraestructuras), siendo la explotación forestal a gran escala, en parte ilegal, la principal causa de amenaza a nivel planetario.

 

El uso indiscriminado de madera virgen

 

Las editoriales suelen decir que el papel que utilizan es “un producto natural, reciclable y producido a partir de madera procedente de bosques gestionados de forma sostenible” cuando la verdad es bien distinta: la gran mayoría del papel utilizado para publicar novelas procede de madera virgen en vez de bosques primarios en vez fibra reciclada.

 

Finlandia, el principal país proveedor del sector editorial español, exporta una cuarta parte del papel de impresión y escritura que se consume en todo el mundo. Sus bosques primarios representan un cinco por ciento de los 20 millones de hectáreas de los bosques de este país, y son de áreas fundamentales para la conservación de la biodiversidad, puesto que en ella viven cientos de especies incluyendo algunas en peligro de extinción. Estos bosques también son fundamentales para el pueblo indígena de los Sami puesto que en ellos puede desarrollar su forma de vida tradicional como pastores de renos. Los pastores de renos Sami, viven en la parte norte de Suecia, Finlandia y Noruega.

 

Los últimos bosques primarios de Europa combinan las pocas extensiones que quedan en Escandinavia con el bosque colindante de la Rusia Europea (al oeste de los montes Urales). Estos bosques boreales, que representan el último reducto de bosque primario intacto en Europa, también permiten la supervivencia de numerosas especies, lo que incluye a los osos y rarezas faunísticas como la ardilla voladora. También son el hogar de decenas de miles de indígenas. como la región de Murmansk en Rusia y mantienen las tradicionales culturas de los Komi y Nenets (o Samoyeds) que habitan la Región de Arkhangelsk y la República Komi de la Rusia europea.

 

Cerca de treinta países a lo largo de Europa oriental y occidental carecen de superficie de bosque primario intacto; Finlandia y Suecia conservan sólo un 1 por ciento y un 3 por ciento, respectivamente, de su bosque original. En Europa, sólo Rusia mantiene extensas superficies de bosque primario – e incluso éstas están bajo la amenaza de la explotación forestal e industrial. Los gobiernos europeos han hecho poco para asegurar la conservación de las áreas pequeñas de bosques primarios que se conservan en sus territorios.

 

Aumentar la protección de los bosques

 

El Gobierno finlandés, a pesar del gran valor de estos bosques, sólo ha designado la mitad de los mismos como áreas protegidas, es decir, sólo un 2,5% del área forestal del país. Su Instituto de Medioambiente, la Universidad de Helsinki y el mismo Ministerio finlandés de Medio Ambiente están de acuerdo en la necesidad de aumentar la protección, sin embargo la empresa forestal estatal, Metsähallitus, continúa las grandes talas de bosques que constituyen hábitats de especies en peligro de extinción y en superficies de especial valor cultural. Además, según informa Greenpeace, Finlandia es uno de los importadores más importantes de madera rusa, más de 11 millones de metros cúbicos al año, un 10% del total talado en los bosques rusos, y el 50% de la madera rusa se tala de forma ilegal. Es por todo esto que Finlandia es fundamental para el proyecto Libros Amigos de los Bosques porque la destrucción de los bosques primarios rusos y los suyos propios, está siendo alimentada, en parte, por la demanda de la industria editorial española. Europa es responsable de la explotación forestal destructiva e ilegal en países como Indonesia, Brasil y Camerún.





Deja un comentario